martes, 31 de mayo de 2011

La elegancia que perdura


El domingo por la tarde ví una película que tenía ganas de ver desde hace tiempo, Atrapa a un ladrón de Alfred Hitchcock. La verdad es que me encantan las pelis antiguas y de este director en concreto me quedan pocas por ver. La cinta, en la que cuenta una historia sobre un ladrón de joyas en la Costa azul francesa tiene como protagonistas a Cary Grant, galán de la época y a Grace Kelly, que sale más guapa que nunca. Me llamó la atención el vestuario que llevaba la actriz durante toda la película ya que es perfecto. En la película acuden a dos cenas de gala en la en una de ellas luce un vestido azul, que hoy sería de corte vintage, y otro blanco de corte griego extralargo y también muy elegante. 



Para el día la visten con faldas plisadas en color nude, tan de moda hoy en día, y jersey en los mismos tonos y pañuelo anudado al cuello haciendo juego.


Parece mentira que a pesar de que la película se rodó en 1955 los atuendos que llevaban podrían trasladarse perfectamente a las noches del 2011. De echo esta película estuvo nominada al Oscar por mejor vestuario.
Hitchcock fue un director que siempre cuidó mucho el vestuario y a Grace Kelly,  una de sus musas. Si veis otras películas como La ventana Indiscreta o Crimen Perfecto también os quedareis enamorados de los modelos que luce la princesa de Mónaco. Pocas actrices lucen tan elegantes como ella y perduran en el tiempo con esa estilo que no pasa de moda.

2 comentarios:

  1. Me encanta el nexo cine-moda que has hecho! Besos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, me encanta que te encante :)

    ResponderEliminar